Últimos temas
» Nueva administración
Lun Feb 25, 2013 11:44 pm por Letholdus

» Bonsoir, bienvenidos
Miér Feb 13, 2013 2:54 pm por Letholdus

» La conversación prometida
Miér Feb 06, 2013 6:22 pm por Letholdus

» En el atelier con Dainen
Vie Dic 14, 2012 7:10 pm por Dainen

» Concilio - Crimen y castigo
Lun Dic 03, 2012 10:36 pm por Morgana

» Como si fuera un humano cualquiera...
Dom Dic 02, 2012 3:31 pm por Marius

» El sabueso de Daniel (anochecer de un día agitado)
Dom Nov 25, 2012 1:48 pm por Daniel Chase Foley

» Cena de caridad (agosto de 2009, Nueva Orleans)
Jue Nov 22, 2012 8:47 pm por Lestat de Lioncourt

» Trabajando en el Charity Hospital (Jada Hansen)
Mar Nov 20, 2012 4:53 pm por Jada Hansen

"Venid a mí y seré el sol en torno al cual giréis en órbita, y mis rayos dejarán al descubierto los secretos que os ocultáis el uno al otro, y así yo, que poseo hechizos y poderes de los que no tenéis la menor idea, os controlaré y os poseeré y os destruiré." Armand

"El pecado siempre sienta bien." Nicolas

"Vagar eternamente por el territorio de las pesadillas tiene su obscuro esplendor." Gabrielle de Lioncourt

"Sucederá lo que debe suceder, pero escoge a tus compañeros con cuidado. Escógeles porque te guste mirarles y escuchar el sonido de su voz, y porque posean secretos que desees conocer. En otras palabras, escógeles porque les ames. De lo contrario, no podrás aguantar su compañía durante mucho tiempo." Marius, el romano

"El mal es un punto de vista." Louis Point Du Lac

"Ella es una época para ti, una época de tu vida. En caso de que rompas con ella, romperás con la única persona que ha compartido el tiempo contigo." Armand

"En mis sueños sigo abrazándola, ángel, amante, madre y en mis sueños beso sus labios amante, musa, hija.
Ella me dio la vida, yo le di la muerte, mi hermosa marquesa… regresa a mí, Gabrielle, mi hermosa marquesa el castillo de la colina esta en ruinas. El pueblo, perdido bajo la nieve, pero tú eres mía para siempre." Lestat de Lioncourt

"Dime lo malo que soy. ¡Me hace sentir tan bueno!" Lestat de Lioncourt

Compañeros

Teatro de los vampiros

Image and video hosting by TinyPic


Harry Potter School Rol

Crear foro




A la espera del cliente

Ir abajo

A la espera del cliente

Mensaje por Gabriel Guiseppe Dantés el Vie Ago 24, 2012 8:21 am

La voz del capitán le hizo perder la atención de la preparación del Martini. Oyó algo de abrocharse el cinturón, aterrizaje, Nueva Orleans. Ya estaba acostumbrado a esta rutina de despegar y aterrizare, de despertar en un lado del mundo y acostarse en otro completamente distinto. Su bebida danzaba en el vaso de coctails a medida que la nave iba maniobrando, pero sus ojos estaban perdidos en aquella exquisita danza liquida mientras que su cerebro calcula rápidamente, casi inmediatamente todas las cosas que debería realizar en aquella ciudad de los Estados Unidos. Solo el chirrido del neumático al acariciar el concreto logró perturbar sus pensamientos. Luiggi se había lucido como siempre por su gran eficacia y rapidez con la que se encargaba de llevar a un miembro de la familia por todos lados del mundo.

Cuando le indicaron al signore que ya podía bajar del avión Gabriel había vuelto de su ensoñación. Se paró frente al espejo de cuerpo que tenía frente a la salida de su jet privado para ver si su ropa estaba alineada, tomó un pequeño peine del bolsillo superior de su saco y lo paso para dejar perfectos surcos en su caballera. Inmediatamente, el hosco Manuel, su guardaespaldas, se acercó con una bandeja de plata donde había un enjuague bucal, una escupidera y un vermut. Los usó en ese orden y tras calibrar su reloj con la hora local salió del avión de forma airosa, el trabajo lo estimulaba y aquel le parecía prometedor.

Cuando estaba bajando en aquel aeroparque rural del estado de Luisiana divisó la limosina que lo estaba esperando. Agradeció al piloto por haberse encargado de todo tan diligentemente y le recordó la orden de que una vez que termine con toda la burocracia se dirija al hotel para aguardar sus próximas ordenes en su cómoda habitación. Sabía que las iba a cumplir a la orden, el italiano era inigualable en cuanto a su servicio, hasta parecía suizo por su forma perfecta de trabajar, tal vez por eso lo había contratado.

Subió a la limosina con tranquilidad y cuando el chofer puso en marcha el motor subió el vidrio polarizado para que separe la calle de sus pensamientos. Manuel estaba en frente de él, con cara seria como correspondía a su oficio. Cuando se sintió sosegado miró al grandulón y le dijo que quería aprovechar el viaje para conectarse con la familia radicada en aquella ciudad para intercambiar información y noticias, si era necesario también se encargaría de re organizarla para que puedo superar este extraño momento que vivía su familia de desconocidos eventos y perturbante caos. Era hora que Gabriel se encargue de lustrar lo que una vez supo iluminar al mundo: su famiglia.



Última edición por Gabriel Guiseppe Dantés el Lun Ago 27, 2012 11:22 pm, editado 1 vez

~~~~~~~~~~~~~~~
Gabriel Guiseppe Dantés

- No es nada personal, es cuestión de negocios.-

- Niente di personale, si tratta di affari.-
avatar
Gabriel Guiseppe Dantés

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 09/07/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Gabriel Guiseppe Dantés el Lun Ago 27, 2012 11:21 pm

Gabriel estaba apoyando sus manos que sostenían el celular en sus rodillas flexionadas por estar cruzadas entre si. Sus dedos danzaban sobre el teclado digital escribiendo a sus contactos familiares en Nueva Orleans, pronto llegaría al hotel y desde allí se contactaría con el cliente o tal vez ella se contactaría antes.

Pero de repente vio a través del vidrio polarizado y sus planes cambiaron drásticamente. Con voz de urgencia le pidió al chofer que busque la primera estación de servicio y se detuviese allí. Inmediatamente le ordenó a Manuel que saque sus “herramientas”, había una urgencia que necesitaba su instantánea atención y esperaba que la sangre no corra.

El auto a los pocos minutos se frenó en el estacionamiento de la carretera a pocos minutos del hotel, pero esto no podía aguardar. Bajó del auto con talente mientras llevaba un maletín sospechoso en su mano derecha, Manuel seguidamente bajó tras de él mientras que observaba la periferia para notificar de algún peligro inminente. Ambos se dirigieron con cautela a los servicios sanitarios para masculinos del establecimiento, Gabriel entró en él y cerró con traba la puerta de acceso mientras que su guardaespalda mantenía la vigilancia en el exterior.

El argento italiano apoyó su maletín en el lavado y se miró en el espejo, el horror que había visto en el vidrio volvió a aparecer. Sin perder tiempo abrió su maletín negro y tomó el peine, con el se acomodó ese mechón que estaba saliéndose de lugar, luego, con furia y frustración decidió avanzar sobre la sombra de barba que amanecía en sus mejillas, al parecer había aprovechado el vieja y sus profundos pensamientos para aparecer. Era necesaria una inmediata ejecución, prosiguió con su mach tres a cumplir la condena. Cuando finalizó se alegró que no hubiera derramamiento de sangre, su tez estaba perfectamente estirada y un olor a mente procedía de sus cachetes.

Con una sonrisa de armonía interior salió del sanitario para volver a ingresar a su vehículo junto con Manuel, quien por oficio no hizo preguntas. Al recorrer menos de diez cuadras llegaron al hotel cinco estrellas donde solía hospedarse en aquella ciudad, pero estaba contento de haber encontrado ese sanitario, no hubiese podido soportar diez cuadras más tan desaliñado. Descendió en la fachada del imponente edificio y miró para ambos lados, esa ciudad le daba nauseas, estilo francés, puaj, los franceses se creen a la moda pero lo único que logran es la ridiculez, menos mal que él lleva su traje de corte italiano.


~~~~~~~~~~~~~~~
Gabriel Guiseppe Dantés

- No es nada personal, es cuestión de negocios.-

- Niente di personale, si tratta di affari.-
avatar
Gabriel Guiseppe Dantés

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 09/07/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Wilhelmina Beszterczahn el Jue Ago 30, 2012 10:49 am

Prefería no imaginar cómo sería el encuentro de esta noche. Me limité a utilizar toda la concentración disponible en la elección de atuendo... Una espléndida pollera evasé de pana color negro, larga hasta los tobillos y camisa cuello mao de satén azul marino, con finos botones dorados que combinaban con el rosario y los aros de oro que engalanaban cuello y orejas...

Me recogí el cabello en un rodete, completé el outfit con una chaqueta corta también de pana negra, y me dispuse a salir.

Llegué al hotel y seguí cortesmente todos los protocolos humanos: acercar a la recepción, preguntar por el huésped y aguardar a que lo pongan sobre aviso de mi llegada, que me dieran permiso de pasar... Podría haber ganado tiempo evadiendo estos controles - talvés hubiera sido mejor - pero finalmente no conocía a Dantés y no sabía cómo pudiera reaccionar ante una aparición semejante.

Mientras el recepcionista colgaba el teléfono y comenzaba a explicar que alguien me escoltaría a la suite, apareció un caballero elegantemente ataviado y pulcramente acicalado. Al verlo supe que era el mismo Dantés.

Me limité a encararlo y esperar su saludo.
avatar
Wilhelmina Beszterczahn

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 21/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Gabriel Guiseppe Dantés el Vie Ago 31, 2012 12:04 pm

Gabriel se estaba acomodando en su suite. Era una habitación elegante al estilo neoclásico donde predominaban los colores blancos y dorados con arreglos en rubí y esmeraldas. La elegancia y comodidad eran las características predominantes en el hotel pero también tenía una excelente disposición a la tecnología: acceso a las habitaciones con tarjeta electrónica, alto dispositivo de seguridad en el perímetro de la habitación como en sus cajas fuertes, televisión satelital, Wiifii de 40 megas y tanta otras cuestiones que hacen a la comodidad de las nuevas exigencia de los huéspedes del siglo XXI.

La suite consistía en un elegante hall de entrada que contenía cómodos sillones individuales y otras decoraciones. Está, estaba conectada a un amplio living que contaba de sillones de tres cuerpos, de dos, una mesa ratona de vidrio, sillones de un cuerpo y variedades de sillones individuales y sillas. A travesando un pequeña escalerita de dos escalones que predominaba a la izquierda de la habitación se veía una barra repletas de licores y elegantes taburetes. A su derecha estaba el acceso al elegante toilette y a la habitación de cama King con otros mobiliarios. En todas las habitaciones ostentaba un televisor plasma de 50´y una maravillosa vista de la ciudad al atardecer, exceptuando el hall que era ciego y solo tenía una puerta camuflada que se dirigía a la habitación donde sus hombres estaban destinados con baño y barra propia. Falto decir que la habitación tenía baño en suite con un espléndido jacuzzi.

Mientrás estaba acomodando todo en la caja fuerte el teléfono de la habitación sonó. Era sumamente extraño, nunca sonaba, inmediatamente revisó su celular y no encontró mensaje no leídos o llamadas perdidas. Atendió el teléfono con suspicacia pero se tranquilizó al notar la voz de la recepcionista anunciando a una invitada. Por fin el trabajo había llegado. Se dirigió como un rayo a su baño y chequeo que todo su cuerpo estaba alineado, se perfumó y se dispuso a descender, no tenía a nadie digno de recibir a tal persona, lo debería hacer personalmente.

Mientras baja en el ascensor iba chequeando cada aspecto de su atuendo, un traje marfil con una chaqueta del mismo color y una camisa blanca todo hecho a medida, de calidad. Al abrirse las puertas en el vestíbulo su figuraba parecía una estatua, sin arrugas, sin nada fuera de lugar, blanco como el marfil tanto en su piel como su atuendo. Con paso seguro se dirigió hacía la mujer que estaba aguardándolo y extendiéndole la mano le dijo: - Mi Señora, me honra que se haya presentado usted en persona, es un distinción que no me creo merecer. Sé que mi famiglia la ha servido con anterioridad pero nunca creí que yo tenga oportunidad de tal onore.- y tomándose unos segundos para recuperar el aire y deleitarse con aquella esbelta figura continuó diciendo antes de que la dama puedo recuperarse del aluvión de palabras: - Pero per favore, discúlpeme por haberla hecho tardar tanto, no esperaba tan puntual visita. Si no le molesta, le pediría que me acompañe a mi habitación donde podremos hablar sobre nuestros asuntos libremente.- y con un gesto galante extendió el brazo señalando el ascensor y dispuso su brazo derecho para que ella lo tome y el guiarla a lo que era momentáneamente su oficina.


~~~~~~~~~~~~~~~
Gabriel Guiseppe Dantés

- No es nada personal, es cuestión de negocios.-

- Niente di personale, si tratta di affari.-
avatar
Gabriel Guiseppe Dantés

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 09/07/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Wilhelmina Beszterczahn el Vie Ago 31, 2012 3:07 pm

¡Qué estimulante es conocer nuevas gentes! Me zambullí en esa humanidad que se me presentaba y permití por un momento distraerme de la empresa que tenía encargada.

- Buenas noches, es usted muy amable. Le sigo. - Avancé a su lado sin tomar su brazo. Preferí mantenerlo a resguardo: no creo que esté acostumbrado al tacto de un inmortal.

Durante el viaje en ascensor no intercambiamos palabra, simplemente nos miramos cordialmente. Dantés había sido como lo imaginé al leer acerca de su persona: lo que no figuraba en los registros era la impresión física que causaba. Bellos ojos cafés de brillo jovial que contrastaban con todo lo formal y estructurado de su presencia.

Recordaba vagamente haber utilizado los servicios de su organización alguna vez.

Al llegar a destino las puertas del ascensor se abrieron, Dantés se mostró tan cortés como en la recepción permitiéndome avanzar delante de él... Al momento rastreé cuál era su cuarto: Dantés es una de esas personas de fragancia intensa y persistente. Avancé hacia la puerta y aguardé a que mi anfitrión abriera.

- Estimado amigo, asumo que ya tiene una clara idea de para qué ha sido convocado... Le pido disculpas por la brusquedad, pero la situación es apremiante: tenemos un par de horas para resolver el caso que tengo para presentarle. Quisiera comentárselo cuanto antes ¿me disculpa usted? Luego, si le place, me encantará conversar con usted, sin duda tendremos historias interesantes que compartir...
Una querida amiga mía se encuentra demorada en el departamento de policía de la calle Bartholomew*. Entenderá la importancia de sacarla de allí antes del amanecer...
Cuanto más discreta y armoniosamente se realice la operación, tanto mejor.



*

[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
New Orleans Police Department
901 Bartholomew Street, New Orleans, LA, Estados


Última edición por Wilhelmina Beszterczahn el Miér Sep 05, 2012 1:14 pm, editado 2 veces
avatar
Wilhelmina Beszterczahn

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 21/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Gabriel Guiseppe Dantés el Mar Sep 04, 2012 1:30 am

Durante el tiempo que tardó el ascensor en subir a su piso, el recorrer el pasillo y abrir la puerta el silencio fue quien predominó la situación. Gabriel entendía que era mejor hablar en un lugar tranquilo y se dio cuenta inmediatamente que incentivar una conversación casual era algo inútil que alguien que lo mundano le parecía superfluo. Se dedicó a observarla de reojo, él tenía solo información escrita sobre ella pero inmediatamente se dio cuenta que en su porte, la piel de porcelana y los cabellos dorados que bañaban su vestido estaban acentuados por miles de año. Un figura esbelta y hermosa, pero no debía olvidar, peligrosa también.

Al entrar a la habitación ella comenzó a exponer las razones por las cuales necesitaba sus servicios, un dote de nerviosismo se sentía en su voz, no le queda bien rompía con toda su estética divina, transcendental. Inmediatamente el argentino notó que el lujo le era significante, otros se hubiesen maravillado de sus aposentos, pero ella no deparó en ellos en ningún momento mientras lo seguía al living de su suite. Al parecer, alguien que la vida, la fama, el poder o el dinero no tienen relevancia, son destellos en un ciclo infinito de supervivencia, supremacía; pero a este ser inmortal algo se le preocupaba: una amiga, dato interesante que sería bueno conservar… al fin y al cabo, negocios son negocios y ella demostró, tal vez no una debilidad, pero tal vez una flaqueza.

Con tranquilidad se dirigió a la barra y con movimientos muy lentos se preparó un aperitivo mientras ella exponía los últimos datos de su situación. Cuando finalizó de hablar, él le estaba dando la espalda mientras terminaba de preparar su bebida, se dio vuelta con un vaso en la mano y con el otro el celular por el cual estaba apretando ciertos botones. Luego de un momento donde se dedicó a beber y terminar de utilizar el dispositivo levantó su vista y vio a su visitante. Con un elegante gesto le ofreció asiento en los cómodos sillones de lujo del hotel mientras que él buscaba el propio frente al de ella. Una vez sentado le contestó con una cara sumamente inexpresiva pero con una sonrisa profesional tranquilizante:

- Signora Wilhelmina Beszterczahn , no se preocupe, usted nunca será inoportuna para la famiglia Dantés, siéntase bienvenida. Entiendo la situación y le aseguro que no tiene nada porque preocuparse, ha acudido a la persona indicada Le aseguro que su amiga se encontrará segura para el amanecer y los eventos de esta noche serán olvidados. Pero necesito que me conteste unas pequeñas preguntas antes de ponerme en marcha: ¿Cuál es el nombre de su amiga y cómo la reconozco? y ¿Por qué razones esta siendo demorada?-

Gabriel esperaba apaciblemente la respuesta de su cliente mientras que con una mano sostenía su vaso y el resto del cuerpo se hundía calmadamente en el sillón quedando su rostro a contraluz ocultando en las sombras su mirada y de él solo se observaba su excelentísimo traje, los zapatos y aquella tranquilizadora e inquietante sonrisa.


~~~~~~~~~~~~~~~
Gabriel Guiseppe Dantés

- No es nada personal, es cuestión de negocios.-

- Niente di personale, si tratta di affari.-
avatar
Gabriel Guiseppe Dantés

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 09/07/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Wilhelmina Beszterczahn el Mar Sep 04, 2012 2:45 pm

- Bien, ya sabe usted dónde ubicarla: su nombre es Morgana Mondragon, sin dudas la reconocerá... Le haremos saber que esté atenta a la llegada de amigos.
Hasta donde pudo informarnos, la demoraron por estar presuntamente involucrada en un episodio callejero culminado con el deceso de un maleante... Está en una celda común de detención, le tomaron datos y pretenden interrogarla por la mañana.
Aún no hemos enviado a nuestros abogados, preferimos aprovechar su venida.
avatar
Wilhelmina Beszterczahn

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 21/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Gabriel Guiseppe Dantés el Miér Sep 05, 2012 12:31 am

En el momento en que la cliente terminó de hablar dos hombres se presentaron en la puerta del living. Uno era de mediana estatura, de unos cincuenta años, pelo y bigotes grises. El otro, de unos treinta años, un hombre alto, corpulento pero con rápidos movimientos ostentaba su físico privilegiado junto a su calva cabeza. El mayor le habló con sumo respeto a Gabriel: -Signore, la macchina è pronta.-

El argentino se volvió hacía su interlocutor de pronunciado acento napolitano y le agradeció mientras caminaba hacia él. Subió los dos escalones que separaba el lugar de los sofás con la entrada al living y se dio vuelta hacía la vástago: - Signora, no se debe preocupar en affato. Ha hecho muy bien en acudir primero a mi persona y le prometo prontos resultados. Si lo desea puede aguardarme aquí, Manuel le hará compañía o, sino, siéntase libre de abandonar la habitación cuando le plazca. Partiré inmediatamente a tomar manos sobre este asunto. Buonanotte.-

Hizo una leve reverencia y se dio media vuelta mientras le decía Luiggi: - il vostro portafoglio con quanto richiesto.- Ya tenía todo preparado para tomar inmediatamente manos sobre el asunto, todavía faltaba para el amanecer pero no debía confiarse.

Luiggi le abrió la puerta del vehículo negro de vidrios polarizados y puso la marcha rumbo a la comisaria.


~~~~~~~~~~~~~~~
Gabriel Guiseppe Dantés

- No es nada personal, es cuestión de negocios.-

- Niente di personale, si tratta di affari.-
avatar
Gabriel Guiseppe Dantés

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 09/07/2012
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Wilhelmina Beszterczahn el Miér Sep 05, 2012 12:48 am

"No te inquietes, pequeña, unos amigos van a darte una mano"

Imágen mental de Dantés y su compañero

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]

Asentí y acompañé a Dantés hasta la puerta.
- Demian lo visitará por la mañana, ante cualquier eventualidad puede comunicarse con él antes. En lo que a mí respecta: hasta luego- sonreí ampliamente y miré a los acompañantes- Buenas noches a ustedes también, señores.
Caí en la cuenta de que podría estar sonando desinteresada, pero realmente no estaba preocupada. El asunto se resolvería de una u otra manera... Más bien me entusiasmaba ver cómo accionarían estas personas.

Tan pronto subieron al auto comencé a caminar...

- NOLA cuanto más te conozco más te amo, mi bella ciudad - Suspiré mientras doblaba la esquina.
avatar
Wilhelmina Beszterczahn

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 21/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A la espera del cliente

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.