Últimos temas
» Nueva administración
Lun Feb 25, 2013 11:44 pm por Letholdus

» Bonsoir, bienvenidos
Miér Feb 13, 2013 2:54 pm por Letholdus

» La conversación prometida
Miér Feb 06, 2013 6:22 pm por Letholdus

» En el atelier con Dainen
Vie Dic 14, 2012 7:10 pm por Dainen

» Concilio - Crimen y castigo
Lun Dic 03, 2012 10:36 pm por Morgana

» Como si fuera un humano cualquiera...
Dom Dic 02, 2012 3:31 pm por Marius

» El sabueso de Daniel (anochecer de un día agitado)
Dom Nov 25, 2012 1:48 pm por Daniel Chase Foley

» Cena de caridad (agosto de 2009, Nueva Orleans)
Jue Nov 22, 2012 8:47 pm por Lestat de Lioncourt

» Trabajando en el Charity Hospital (Jada Hansen)
Mar Nov 20, 2012 4:53 pm por Jada Hansen

"Venid a mí y seré el sol en torno al cual giréis en órbita, y mis rayos dejarán al descubierto los secretos que os ocultáis el uno al otro, y así yo, que poseo hechizos y poderes de los que no tenéis la menor idea, os controlaré y os poseeré y os destruiré." Armand

"El pecado siempre sienta bien." Nicolas

"Vagar eternamente por el territorio de las pesadillas tiene su obscuro esplendor." Gabrielle de Lioncourt

"Sucederá lo que debe suceder, pero escoge a tus compañeros con cuidado. Escógeles porque te guste mirarles y escuchar el sonido de su voz, y porque posean secretos que desees conocer. En otras palabras, escógeles porque les ames. De lo contrario, no podrás aguantar su compañía durante mucho tiempo." Marius, el romano

"El mal es un punto de vista." Louis Point Du Lac

"Ella es una época para ti, una época de tu vida. En caso de que rompas con ella, romperás con la única persona que ha compartido el tiempo contigo." Armand

"En mis sueños sigo abrazándola, ángel, amante, madre y en mis sueños beso sus labios amante, musa, hija.
Ella me dio la vida, yo le di la muerte, mi hermosa marquesa… regresa a mí, Gabrielle, mi hermosa marquesa el castillo de la colina esta en ruinas. El pueblo, perdido bajo la nieve, pero tú eres mía para siempre." Lestat de Lioncourt

"Dime lo malo que soy. ¡Me hace sentir tan bueno!" Lestat de Lioncourt

Compañeros

Teatro de los vampiros

Image and video hosting by TinyPic


Harry Potter School Rol

Crear foro




Voodoo Child

Ir abajo

Voodoo Child

Mensaje por LeBlanc el Miér Jul 11, 2012 3:06 am

America, tierra de soñadores y nido de inmigrantes, y que cosa más mestiza de aquellas ciudades que surgieron a las vertientes de rios que conectaron este continente con Europa, Asia, Africa... Nueva Orleans es una de las preferidas por todos, en especial para aquellos que tienen como gustos aquellas cosas que ni las madres negras toleraban que sus hijos y esposos siquiera mencionaran en las horas ya cansadas del día.

Entre esas callesillas repletas de boulebares, luces y el candil del consumo bizarro se encuentra nuestra parisina, transeunte e inmutable ante los comerciantes que buscaban presas con baratijas y músicos del jazz, paseandoce con presunta seguridad de lo que está buscando antes de su viaje; una puerta, rohida y vieja como la misma ciudad, olvidada y escondida entre tiendas de abarrotes y souvenirs, fué en donde se dirigió su mano.

Un ligero tintinear de cascabeles anunciaron suavemente el ingreso de la clienta, la cual se distrajo vagamente entre aquel anticuario, colección de seres y cosas que mejor no saber de dónde provenían que se guardaban con recelo en frascos y jaulas. Hizo golpear ligeramente su bastón, con un toque de gracia, como si aquello fuese una especie de saludo secreto que tenía con el local.

-...Ahhhh...Mon petit magicien...Hace mucho que no vienes a hacerme compañía.-

Se escuchó esa voz femenina mas allá del mostrador como respuesta a aquel golpeteo. La parisina emitió una sonrisa en la cara, cómplice, largando un soplido.

- Si vous avez encore donner une touche du charme a este nido de porquerías dejare siquiera de mandarte postales, mon amie.-

- ¡ Aaahahahah ! Madame LeBlanc, siempre tan avispada . -

Dijo entre risas la mujer que desde las harapientas cortinas hizo acto de luz de su presencia, con sus vestimentas tan ajadas como las cortinas y su pelo áspero lleno de polvo como el resto de su local. Se sentó en la banqueta tras la mesa, pasando la manga sobre la misma haciendo volar telarañas y otras cosas, invitandola con sus dedos de largas uñas a la visitante a que le acompañe. LeBlanc (es así como se revela entonces nuestra francesa) asistió a su invitación, sentandoce en una banqueta frente a la mulata, dandole antes unas sacudidas al objeto para sacarle el polvillo.
[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]

- Tía Dalmah: lamentablemente no puedo quedarme para el té y que me honres de tu compañía; sabes que mi trabajo siempre mantiene mi agenda ocupada. Pero a cambio de mi mal cuidado, te traigo algo dulce que al menos puede comprarte un vestido nuevo y un corte de pelo. Tienes preparado lo que te pedí en mis cartas?-

La mujer se encogió, sumergiéndose entre trastos y sonidos que se retorcían entre sus jaulas allí abajo del mostrador, irguiéndose y trayendo sobre la mesa un cofre de mediano tamaño provisto de bastante peso envuelto en una hermosa tela aterciopelada color púrpura, dándole unas palmadas en su superficie, sonriendo maliciosa con su dentadura manchada y desprovista de un par de dientes.

- A caso crees que tu Tía te dejaría sin tus juguetes...? Ah-ah-ah-no-no-no, sabes que la Tía Dalmah cumple con todos los caprichos de su sobrinita. Te costará un poco más de lo habitual...Hoy en día es algo difícil conseguir estas chucherías, bah, taboo..¡¡ Taboo !!.-


Exclamó teatralmente, riendo macabra y sombría combinando con clemencia el lugar, aunque LeBlanc ignoraba aquellas mañas ya viejas y conocidas, sacando dentro de su abrigo fino de cola una bolsa de cuero con finas insignias ''LB'' grabadas en negro en contraste del cuero, dejándosela a un lado del cofre, predisponiéndose ya para tomar su compra y marcharse.

- Gracias por todo nuevamente Dalmah, ya tendrás noticias de nuevos pedidos...Y procura que esta vez no vengan baratijas eh? Sabes que te estimo y respeto, pero esas jugarretas no son necesarias conmigo.-


- Ehehehehe...Es por eso que esta vez tus insumos costaron un poco más, sabes lo difícil que está la cosa...-

Comentó distraídamente la morena, inspeccionando el dinero plasmado en monedas de oro y plata y un par de billetes que contenían su paga. LeBlanc se recogió de hombros, resignada ante la codicia de la comerciante, dando media vuelta y destinándose a desaparecer por la puerta por la cual ingresó en ese hueco del tiempo, dedicándole una despedida, ''Jusqu'à fonction suivante sera alors, mon ami'', volviendo al mundo sin Voodoo Child's e ignorancia de los maravillosos tabúes de la magia.

~ FIN DE LA ESCENA ~

~~~~~~~~~~~~~~~
''Todo lo que han visto es producto de su imaginación. No le den más vueltas. No tiene sentido. Buenas noches.''
avatar
LeBlanc

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 09/07/2012
Localización : ???

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.